No permitamos que nada ni nadie nos impida de seguir “recibiendo la gracia de Dios”
Vida Cristiana
20 de September de 2017
comentarios

Una persona fuerte en su vida espiritual y su relación con Dios es una persona agradecida y en paz consigo mismo, con los demás y como solemos decir en paz o armonía con la vida.

Es una persona agradecida, que aprende a dar gracias a Dios en todo.
Pero hay muchas situaciones y experiencias de vida que nos duelen, nos desilusionan y nos enojan.
Como comunidad de fe en Cristo tenemos que apoyarnos y ayudarnos mutuamente para no caer en estas trampas.
Dice la Biblia:
 “Cuídense unos a otros, para que ninguno de ustedes deje de recibir la gracia de Dios. Tengan cuidado de que no brote ninguna raíz venenosa de amargura, la cual los trastorne a ustedes y envenene a muchos”   Hebreos 12:15
No permitamos que nada ni nadie nos impida de seguir “recibiendo la gracia de Dios”
Esa fuente de vida se tapa con actitudes y conductas que impiden que la gracia de Dios fluya hacia nosotros… enojos, amarguras, criticas, rivalidades, incredulidad. Y a lista sigue.
Por eso como personas y creyentes maduros en Cristo cuídense los unos a los otros. Para eso somos iglesia, cuerpo de Cristo!
EL ENFOQUE PARA TU VIDA
Me has dado a conocer la senda de la vida...