Dios sigue obrando y nos toca a cada uno sumarnos a si obra haciendo lo que cada uno ha sido llamado y dotado para hace!
Vida Cristiana
22 de October de 2017
comentarios
En estos dias lei una preciosa reflexión del Pastor C.H. Spurgeon:
“El pequeño vendrá a ser mil, el menor, un pueblo fuerte. Yo Jehová, a su tiempo haré que esto sea cumplido pronto.” Isaías 60:22.
Las obras para el Señor con frecuencia comienzan a pequeña escala, y no son menos importantes por eso. La debilidad educa a la fe, acerca a Dios, y gana gloria para Su nombre. 
 
El premio es una promesa de crecimiento. El grano de mostaza es la más pequeña de todas las semillas, y sin embargo, se convierte en una hortaliz se hace árbol, con ramas que alojan a los pájaros del cielo. Podemos comenzar con uno, aunque sea “el pequeño”, y, sin embargo, “vendrá a ser mil.” 
 
El Señor es grandioso con la tabla de multiplicar. Cuán a menudo le dijo a Su siervo solitario: “Te multiplicaré”. Confíen en el Señor, cuando sean solamente uno o dos; pues Él estará en medio de ustedes si están congregados en Su nombre.
 
Al leer estas palabras no podemos dejar de pensar en la Iglesia de Carrasco sabiendo que la Iglesia es del Señor. El Apostol Pablo decia: “Yo planté la semilla en sus corazones, y Apolos la regó, pero fue Dios quien la hizo crecer. 7 No importa quién planta o quién riega, lo importante es que Dios hace crecer la semilla.” 1 Corintios 3:6-7
Dios sigue obrando y nos toca a cada uno sumarnos a si obra haciendo lo que cada uno ha sido llamado y dotado para hace!
EL ENFOQUE PARA TU VIDA
Me has dado a conocer la senda de la vida...